5. DIARIO EXPO 92

La primera experiencia real de prensa cibernética desarrollada en Europa fue Diario Expo 92, que se editó durante la Exposición Universal Sevilla 1992. Casi cuatro millones de personas leyeron algunos de sus 179 números, distribuidos de forma simultánea en tres idiomas a través de las 255 pantallas táctiles del Sistema de Información a Visitantes que IBM instaló en el recinto de la muestra.

El diario estaba compuesto por casi treinta páginas diarias, no requería teclado ni ratón, se manejaba con un solo dedo. El diario era una combinación de textos y fotografías, con noticias de interés general y de Expo 92, información deportiva y meteorológica, y reproducción facsímil de las portadas del día de los principales periódicos europeos y españoles.

Se reprodujeron portadas de los siguientes diarios: Le Monde, Frankfurter Allgemeine Zeitung, La Repubblica, The Internacional Herald Tribune, El País, ABC, El Periódico de Cataluña, La Vanguardia, El Mundo y La Voz de Asturias.

Los responsables de Diario Expo 92 solicitaron también la presencia de otros diarios españoles, que desestimaron la invitación por carecer, la mayoría de ellos, en esa fecha de los equipos técnicos para transmitir diariamente sus portadas con la calidad y nitidez requeridas.

Diario Expo 92 no fue estrictamente un periódico multimedia, pero su entorno sí lo era. La inclusión on line del servicio urgente de noticias de la agencia Efe en portada y el uso de un equipo de telefotografía digital vía satélite reforzaron el carácter vanguardista de esta experiencia pionera en España.

El periódico de la Exposición Universal Sevilla 1992 se anticipó en la búsqueda de soluciones eficaces a los tres grandes problemas que dificultan en la actualidad el desarrollo masivo de los diarios cibernéticos: la complejidad de acceso a los mismos, la lentitud de las redes y las dificultades para navegar por ellas. Diario Expo 92 simplificó al máximo su lectura mediante el uso de pantallas táctiles y una interfaz muy intuitiva y divertida. Igualmente, dispuso de una potentísima red de fibra óptica para llegar a todos los quioscos del recinto expositivo de la Isla de la Cartuja.

El periódico dejó de publicarse el mismo día que Expo 92 cerró sus puertas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s