1.1 MEDIAMORFOSIS

A partir de este momento los periódicos comienzan a cambiar. Antes ya algunos habían experimentado la difusión de informaciones a través de los sistemas electrónicos existentes, como la televisión por cable. Como por ejemplo el proyecto del Yuma Daily Sun en Estados Unidos, que empezó a distribuir servicios de noticias a mas de 16 000 hogares a través de los canales de cable del condado.

Un poco antes de 1976 en Japón se puso en marcha una población residencial, una segunda fase de una experiencia inédita de televisión por cable, a través de la que se ofrecía múltiples servicios informativos y de valor añadido. Una de esas ofertas consistía en la instalación de una impresora doméstica para recibir un periódico facsimilado de formato pequeño con las últimas noticias locales y ofertas publicitarias.

Aunque ya en 1980 en Budapest nació el Diario Telefónico, un primitivo sistema de lectura de noticias por teléfono. Y en 1863 en un manuscrito de Julio Verne, este escribió: “La fototelegrafía permitirá enviar escritos, firmas o ilustraciones y firmar contratos a una distancia de 20 000 kilómetros. Todas las casas estarán conectadas.”

La transformación hacia la Web se resume en tres pasos. Uno primero donde se produce la sustitución del plomo y la fotocomposición con la creación de escritura a través de ordenador. El segundo es la creación total, incluida la impresión, de los mensajes gráficos en un único entorno y con un pequeño conjunto de ordenadores y periféricos. Y el tercero es la transmisión instantánea de mensajes periodísticos escritos y gráficos a cualquier lugar del planeta.

El proceso de mediamorfosis afecta tanto a la imagen externa de los periódicos como a su sistema de producción. Todo ello ha conllevado que los diarios informaticen todos los pasos industriales previos a la impresión, aunque la distribución de periódicos se sigue originando en papel.

Dentro del proceso de metamorfosis de los medios escritos, no ya tanto de los periódicos sino de las propias empresas periodísticas, merece la pena detenerse en dos sistemas, el Videotex y el Teletexto, que en el algún momento reclamaron para sí el calificativo de “periódico electrónico”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s